Depresión: Que decir y que NO decir.

En el intento de ayudar a un amigo, familiar o persona cercana que se encuentra atravesando una depresión, se suelen decir ciertas frases que, con con buena intención, producen un efecto contrario en la persona que se está viviendo una experiencia depresiva.
NO:
Estas —y muchas más— son frases que jamás deberíamos decir a un persona que atraviesa una depresión. Pero la realidad demuestra que la ayuda que el deprimido recibe de su entorno le llega muchas veces de un modo caritativo y proteccionista que trivializa su proceso e incrementar su malestar al exigirle un esfuerzo que es incapaz de realizar.
«Sal y distráete un poco»
«Debes poner de tu parte»
«No pienses tanto»
«No sé por qué estás así»
«No sé por que te quejas si no te falta de nada»
«Ánimo que lo tuyo se arregla con fuerza de voluntad»…


SI:
Lo importante en una experiencia depresiva es que la persona se sienta apoyada y comprendida. Muchas veces, sobre todo cuando no se sabe bien como actuar, el mejor modo de hacerlo puede ser a través de frases sencillas como:
«¿Qué puedo hacer por ti?»
«No estás solo»
«No es tu culpa»
«Me tienes a tu lado para lo que necesites»
«Eres importante para mí»
«Sé que estás sufriendo y no te voy a dejar»
«Esto pasará y juntos lo superaremos»
«¿Quieres un abrazo?»
«Te quiero»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *