VAMPIROS EMOCIONALES ¿qué son y cómo detectarlos? Parte 1.

Cambiamos tu percepción de bienestar

VAMPIROS EMOCIONALES ¿qué son y cómo detectarlos? Parte 1.

Miguel A. Chica.

Los vampiros emocionales son personas cuyo interés no es la sangre, sino la energía vital de sus víctimas, teniendo el poder de agazaparlos para manipularlos, jugar con ellos y satisfacer cada uno de sus deseos hasta dejarlos vacíos. Son audaces y saben elegir, actuar y pensar de manera clara de cómo hacer sus maquiavélicos planes.

Al principio, resaltan y parecen que son mejores que las personas corrientes, son encantadoras, brillantes y apasionantes, pulidos con el fin de demostrar que no tuvieras algún problema o que tienen un equilibrio mental sano. Los vampiros emocionales generan una confianza plena, son capaces de generar un ambiente adecuado donde su victima podrán estar cómoda y sentirse segura, tanto, que esta, puede esperar más del vampiro psíquico que de otras personas.

Cuando el vampiro emocional entra a su vida, tiene su confianza, es en la noche donde saca sus colmillos y lo ataca de una forma pasiva, el vampiro succiona lentamente su energía vital para alargar más la satisfacción de sus deseos, muy pocas veces usted se da cuenta que es presa de este acontecimiento, puede que lo este pasando en este momento, este vampiro emocional puede estar en su vida hoy mismo y mañana puede que halla desaparecido o vaya a desaparecer dejando mucho dolor, con el corazón roto, sin fuerzas ni motivaciones, porque este le consumió la mayoría o en su totalidad de su fuerza vital y/o emocional.

¿cómo detectarlos y qué hacer?

  1. “Mis necesidades son más importantes que las suyas” – Son personas egoístas y siempre buscan su satisfacción personal. Recuerde esto: si sus necesidades personales coinciden con las del Vampiro emocional, este se verá entusiasta, será más cariñoso y hasta se volverá su mejor amigo, pero si por el contrario tiene algún conflicto con sus necesidades, es ahí donde sacará sus colmillos.
  2. “La culpa es suya, mía JAMAS” – Los Vampiros emocionales JAMAS comenten errores, nunca se equivocan y siempre, siempre sus motivos son puros. Recuerde: Los vampiros emocionales nunca asumen la culpa ni la responsabilidad de su propia conducta, carecen de percepción de ver sus propios errores, y por tanto, es difícil que realice cambios significativos a su comportamiento.
  3. “¡Lo quiero YA!”– Los Vampiros emocionales no esperan, tampoco les gusta que se les metan en el camino, si es así, son capaces de destruir o pasar por encima de la persona que está ahí en medio. Recuerde: los gestos también hacen parte del lenguaje, las miradas de desprecio, asco u odio se pueden notar cuando esto pasa.
  4. “Si no me salgo con la mía, ¡ME EMPUTO!” – Cuando no se salen con la suya, son capaces de crear un ambiente de desdicha o sátira con las personas que le han negado algo. Recuerde: Son personas internamente explosivas, manipuladoras, que juegan mucho a conseguir lo que quieren.
  5. A los vampiros emocionales les falta integridad – En el fondo tienen muy poca idea de quienes son en realidad, solo sabe lo que quieren a corto plazo, se pueden llegar a confundir muy fácilmente. Recuerde: si se relaciona demasiado con el vampiro emocional se dará cuenta que no termina por conocerlo, porque realmente no está completo.
  6. Si reconoce que tiene un vampiro emocional en su vida, tenga mucho cuidado con la información que le brinda, como secretos o debilidades personales, este las utilizará para tener más poder sobre usted.
  7. Los vampiros emocionales se alimentan de sus emociones y su vitalidad, por tanto, va a infligir daño controlado tanto positivo como negativo. Recuerde: Analice todos estos comportamientos, a medida que vaya conociendo a esta persona, verá las reacciones físicas y psicológicas del vampiro para identificarlo.
  8. Los vampiros emocionales demandan demasiada energía, siempre buscan que usted esté a su lado. Por tanto, lo puede alejar de sus amistades o familiares, tenga cuidado, tenga claro quien es usted y quien era antes de conocer a este vampiro, sus viejos amigos también le darán señales claras si usted esta con un vampiro emocional.
  9. El mordisco de un Vampiro Emocional podrá convertirlo en uno de ellos. Recuerde: para evitar esto, conozca a los vampiros, quienes son y qué son, preste atención a su forma de actuar, forma de ser y actitudes buenas y malas y como este se desarrolla y da soluciones. Si usted tiene un mordisco o tiene la intuición que se están alimentado de usted, recurra urgentemente a un terapeuta, es posible que el vampiro se rehusé a que tome este cazador de vampiros.
  10. Cuando esté bajo el dominio de personas irritantes, preste atención a lo que pasa en su cuerpo, mente y espíritu (si tiene espiritualidad), puede que ya esté demasiado afectado por esto, pero recuerde, siempre hay solución contra las plagas.

Tratar con los vampiros emocionales requiere de esfuerzo, pues son personas que no cambian fácilmente y no aceptan algunas condiciones, solo depende de usted si quiere seguir alimentando y coexistiendo con un vampiro emocional que finalmente usted puede terminar muy mal.

Nota: Como refiere Albert Berstein en su libro, los vampiros emocionales solo son una metáfora melodramática, pues, en psicología clínica son personas que poseen características psicológicas que los psicólogos y los psiquiatras conocemos como “Desordenes de personalidad”; Tomado de “Bernstein, A. J. (2003). Vampiros emocionales (Vol. 29). Edaf.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.