¿Y quién responde por la salud mental de la gente?

Ante un cuestionamiento tan comprometedor, veamos primero porqué sería importante responder a él, y si es que realmente vale la pena interesarse en el tema.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), cerca de 3.000 personas se suicidan cada día en el mundo, en el 2018, aproximadamente cada tres horas y media se suicidó una persona en Colombia. Los trastornos mentales se encuentran dentro de las 10 primeras causas de queja de enfermedad y mortalidad en nuestro país, y no sólo en mortalidad influye, la enfermedad mental se encuentra dentro de las principales causas de discapacidad en el mundo. Y para Caldas se tiene en informes regionales que la tasa de suicidio ha estado por encima de la nacional, con un predominio en los adolescentes donde se evidencia baja autoestima, baja capacidad para afrontar situaciones difíciles, pobres lazos familiares. Sin dejar de lado la violencia, donde se describe que los homicidios siguen siendo la primera causa de muerte por causa externa en los hombres, relacionado a situaciones de riñas, poca tolerancia y consumo de alcohol, manifestaciones frecuentes y graves de las patologías mentales.

Cifras más y datos menos, sin duda alguna que vale la pena hablar, saber del tema y buscarle responsable; en ese orden de ideas, entonces empecemos de lo general a lo particular. 

Salud mental

Los gobernantes y las políticas públicas, los gobiernos regionales, locales están en la obligación de poner planes en marcha y apoyar ideas que permitan el acceso a la salud mental, el sector salud está también obligado en coherencia con los mandatos de los gobiernos en implementar procesos, rutas que faciliten el acceso y una atención integral de calidad a la comunidad. Y finalmente la comunidad: incluida en ella, la familia, los amigos, la persona individual, a quienes le cae la misma responsabilidad que al presidente, al alcalde o al médico, pues asumiendo cada quien las responsabilidades que le atañe, es que todos podemos hacer frente a una problemática que nos ha quitado amigos, familiares y a unos más que a otros han vivido el significado de convivir con las consecuencias de una enfermedad mental desatendida ya sea por el estado, por una institución, por la comunidad o por la misma persona sufriente. Enhorabuena que entendamos que la solución a un problema tan evidenciado, que NOS AFECTA A TODOS, ES RESPONSABILIDAD TAMBIEN DE TODOS! 

Así que gobernantes necesitamos que implementen y complementen las políticas existentes, hospitales que pongamos en marcha guías y protocolos, comunidad es hora de entender que la enfermedad es real y no se oculta. Mas si se informa, se pregunta y se aprende. Exijamos que nos cumplan y asumamos en la misma medida la responsabilidad como ciudadanos, en ese equilibrio esta la coherencia y sobretodo la eficiencia para enfrentar un problema que es de todos.

Entonces quién responde por salud mental de la gente? TODOS lo hacemos, desde arriba hasta abajo y de abajo a arriba!

Juliana Gutiérrez Alzate

Médica

Universidad de Caldas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *